Vecino agresivo y policías golpean a una persona en Medellín.

Se quejan de vecino agresivo que orina en los linderos de su patio y muestra sus genitales a los niños y mujeres que pasan por la acera, también lo señala de quemar cables en el patio y almacenar basura y material de reciclaje en patios y techos de vecinos.

Además de que por su culpa la policía rompió ventanas y puerta de una vivienda sin orden de Juez para golpear y sacar a una persona que había tenido un pleito con él.

Medellín de Bravo, Ver. / Por Jorge Sánchez / 9 de enero de 2022.

La noche del sábado, vecinos de la calle Isleta, en Arboledas San Miguel, se reunieron para manifestar su inconformidad por el actuar de un habitante invasor al que acusan de ser una persona agresiva y “cochina”, además, también se quejaron del salvaje actuar de policías que acudieron a golpear a un residente derivado de un problema con el vecino invasor.

*** Un vecino incomodo

De acuerdo a la información recabada, Abel, quien se dedica a la recolección de materiales reciclables, fue desalojado de un terreno que invadió junto a las vías del tren, hace aproximadamente 2 años, así fue que el invasor buscó una vivienda abandonada en San Miguel, apelando a que tenía 3 hijos y esposa que quedarían en la calle, el ayuntamiento lo ayudó con un volteo para la mudanza y entregó unas despensas.

Pronto surgieron los problemas con los vecinos, ya que Abel insulta constantemente a las personas que pasan por la calle, “señora cara de ver#%” y “señora cara de perro” son frases lanzadas a quienes circulan frente a su vivienda, si alguien le reclama es amenazado de que los matará que “no saben con quien se meten”; además de que lo acusan de orina en el lindero del patio y la banqueta, mostrando sus genitales a las mujeres y niños que pasan por la calle.

Algunas de las vecinas manifiestan que ya tienen hasta miedo de que sus hijoss salgan a la calle, ya que ha escuchado los gritos de los hijas de Abel suplicando que les deje de pegar; revelan que los menores serían golpeados con la plana del machete.

Las montañas de pet, cartón, latas y cables se extendieron a los patios de los vecinos, lo que generó un problema de salud, ya que incluso aventaba la basura y desperdicio a sus vecinos. Otro de los problemas con el pepenador es la quema rollos de cables, presuntamente obtenidos de manera ilegal, en el patio de su casa, por lo que el humo invade las casas cercanas.

Con estos antecedentes, la noche del pasado martes 4 de enero, Ramón Quevedo, con domicilio en esa misma calle, se dirigía a casa cuando fue insultado por el Abel, al regresar a reclamar al pepenado, se originó un pleito en que en el que también participaron la esposa de Abel y sus hijos, uno de 15 años y dos niñas de 8 y 16 aproximadamente, quienes golpearon con palas, machetes y tubos a Ramón, hasta que logró escapar y refugiarse en su casa; refirieron testigos.

*** Policías rompen puerta y ventanas sin orden de Juez

Después de recibir tal golpiza, para su sorpresa dos patrullas de Policía Estatal llegaron al lugar, a solicitud de Abel que presuntamente reportó a los uniformados que sus hijos fueron agredidos por Ramón.

Unos minutos antes de la media noche del martes, los policías abrieron la cerca del domicilio de Ramón e ingresaron al patio donde dispararon al aire, para después romper las ventanas y arrancar la puerta de la casa, una ves dentro golpearon a Ramón y le robaron un dinero que tenía; narró su esposa María Esther.

Acto seguido lo sacaron a golpes, a ojos de los vecinos que pidieron que dejaran de golpearlo ya que el problema había ocurrido de manera diferente a lo reportado por Abel, pero los uniformados amenazaron a los vecinos de que si grababan también se los llevarían a ellos.

“…haber si cuando los vengamos a levantar así van a gritar…” amenazo un policía a los testigos que reclamaban.

“lo golpearon muy feo” menciona la esposa de Ramón, quien asegura que fue a visitarlo a la fiscalía y que él no podía ni comer derivado de las lesiones.

*** Vecinos tienen miedo de Abel

Desde hace casi dos años los jefes de manzana se han quejado en el ayuntamiento de Medellín sobre las agresiones que sufren las mujeres y niños por parte de Abel, pero la anterior administración solo les dio largas y nunca actuó.

Uno de los niños afectados relató las agresiones verbales que recibe por parte del pepenador. Los vecinos manifestaron su miedo por las agresiones constante y amenazas de muerte que lanza Abel.

Ante esto hacen un llamado a las autoridades para desalojen al invasor y actúen, ya que el señor contamina cada que quema los rollos de cable, daña las casas colindantes al amontonar basura en los patios y techos vecinos, además de enseñar sus genitales a la gente que pasa por la calle.

Un comentario

  • A esos policiaas que se le castigue por ayanamiento en propiedad privada y por golpes porq ellos no tenian porq sacar al ramon de su domicilio y mucho menos golpearlo sr presidente marcos isleño por favor que caiga todo el peso de la ley sobre esos policias corruptos

Opina y comenta